Reservar con poca antelación, nueva tendencia en los viajes de negocios