Motivaciones de los viajeros, predeciblemente irracionales