Futuro del CUE (capítulo 3)

Futuro del CUE (capítulo 3).

Según Eurocontrol, tener un modelo de cielo fragmentado en Europa provoca unos gastos de entre 880 y 1.400 millones de euros anuales. Entre un 30% y 60% superiores a los de EEUU y Australia. Y estos costes se trasladan directamente a los precios de los billetes.

Y se cree que la implantación del Cielo Único Europeo (CUE) permitirá, de forma progresiva disponer de rutas más directas para los vuelos. Reducir los tiempos de vuelo, conseguir ahorros de combustible y por tanto reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera, aumentar la puntualidad y reducir los costes.

En conclusión se podría decir que la respuesta al reto del aumento del tráfico aéreo en Europa se divide en dos aspectos: por un lado la racionalización del espacio aéreo el CUE y, por otro lado, las herramientas operacionales y tecnológicas necesarias para su adecuada gestión, el programa SESAR.

El futuro aereo que plantea SESAR

El titánico y carísimo programa de la empresa público/privada SESAR, cuyo coste de sólo 30.000  millones de euros, promete un futuro donde los aviones mantienen una precisión de pocos segundos con un plan de vuelo perfectamente determinado, donde la intervención humana sería muy limitada, un cielo donde cada conflicto estaría resuelto antes de levantar las ruedas del suelo, además de compatibilidad con NEXGEN el programa Americano, con el afán de construir una plataforma de gestión aérea mundial… sin embargo cuando se pregunta qué ocurrirá cuando ese plan de vuelo se encuentre alterado por motivos tan aleatorios como tormentas, nieve o cualquier incidente que obligue a cerrar una pista de aterrizaje durante diez minutos, no hay respuesta.

Por otro lado, si con la interoperabilidad de los sistemas y la automatización de procesos ahorra en personal, y la creación de compañías aéreas de bajo coste conlleva una contratación ajustada y precaria de los profesionales, debe deducirse que la creación de empleo sería del turismo y de las tiendas de los aeropuertos,Puesto que el sistema de transporte aéreo está concebido para que cada vez haga falta menos personal. Y de ese modo reducir los costes de proveedores y compañías aéreas.

En junio de 2013, la Comisión Europea propuso un nuevo conjunto de normas para dar solución a los problemas de eficiencia y rendimiento y para mejorar la deficiente arquitectura institucional actual. Propuestas que actualmente siguen siendo objeto de debate.

La sensación final es que se está intentando construir un sistema nuevo, desde una perspectiva onírica, de personas que desconocen la problemática del mundo real, porque de momento el CUE no ha conseguido ni borrar las fronteras, ni tener un proveedor único de servicios, ni mucho menos homogeneizar los sistemas de control.

¿Porque no explican cuáles son las verdaderas barreras para esa integración?

No hay respuestas claras, sobre el futuro del CUE . Pero podríamos simplificar después de leer, investigar y debatir entendemos que quizás no sea ni siquiera la soberanía la gran barrera del CUE sino la economía, porque la economía parece ser la razón del cielo único.

Ni la eficiencia energética, ni motivos medioambientales o mucho menos reducir unos minutos la duración del trayecto, pueden ser los motores de tal empresa.

Ambos son una consecuencia necesaria del primer objetivo -el negocio- donde  los tecnócratas no quieren dejar las decisiones de cómo y dónde invertir en manos de los políticos. Y estos no quieren que aquellos marquen el ritmo de las inversiones. Aunque puede que sea cuestión de lobbies, dinero y poder.

Y a pesar de que todos los estudios en favor del CUE pronostican que el tráfico aéreo se va a doblar en los próximos 20 años, resulta apropiado puntualizar que esa misma predicción se ha hecho con anterioridad y que nunca se ha cumplido. La última fue en 1999 y el tráfico sólo ha aumentado desde entonces un raquítico 15 por ciento neto.

Por último me gustaría dejaros con una preguntas de Jorge Ontiveros/Controlador aéreo … 

-¿Está la tecnología actual realmente obsoleta y es ella la responsable de la ineficiencia?, ¿o es la incapacidad para gestionar los recursos técnicos, humanos y normativos los culpables de la situación por la que atraviesa el ATM europeo?

-¿Habría que cambiar la forma de gestionar en vez de cambiar el sistema?

-¿Se pretende que la nueva tecnología reduzca la necesidad de gestionar?

-¿Qué va a suceder con la Aviación General? Porque si la idea es deshacerse de las radioayudas convencionales para dar paso al satélite y a la aviónica avanzada -que sería como si tras construir autopistas de peaje se eliminasen las carreteras tradicionales-, ¿significa eso que se va a condicionar a toda la aviación europea por la comercial?

-¿Se ha desvirtuado el objetivo inicial del proyecto de limitarse al espacio aéreo superior, o resulta apropiado que aumente cada vez más su campo de actuación?

-¿Ha sido la idea del Cielo Único absorbido por el programa SESAR y su tecnología?ç

Autor: Jesse Guerrero

Si te ha gustado este artículo te invitamos a que sigas leyendo los capítulos anteriores. Feliz lectura

Presente del Cielo Único Europeo -Capítulo 2

CUE (Cielo Único Europeo) – Capítulo 1