Air France-KLM apuesta por el SAF, el combustible sostenible para la aviación