Un tercio de las notas de gastos quedan sin reclamar