Proyecto de Meliá, Barceló, Iberostar y Riu para reimpulsar destinos maduros