Play, la nueva low-cost islandesa, satisfecha en su primer mes de operativa global