Los destinos mundiales relajan las restricciones a los viajes