La clave del éxito de un evento es entender a todos los asistentes