EEUU endurece las medidas para la entrada de viajeros extranjeros