Cuidado con la flota gris

El 1er Estudio “Movilidad en carretera por viajes de negocios en España” elaborado por GEBTA, en colaboración con Europcar España y Volkswagen España pone de manifiesto las oportunidades de mejora en los formatos de gestión de la movilidad por carretera en los viajes de empresa, en un mercado que tiene una dimensión aproximada de 1.900 millones de euros.

La principal recomendación que se deriva del estudio, a la vista de las características y los hábitos de uso del vehículo en los viajes de empresa, para reducir la probabilidad de siniestros en ruta, es la retirada de la circulación de aquellos vehículos cuyas prestaciones y características presentan mayor riesgo.

El estudio, que ha sido elaborado a partir de más de 200 empresas de distinto tamaño y una muestra cualitativa de cerca de 500 viajeros del conjunto del Estado, corrobora la conveniencia de que las compañías y corporaciones revisen y adecúen las políticas de viajes y desplazamientos en vehículo, con el objeto de mejorar la seguridad, a la vez que la productividad de sus empleados. 

Claves

  • Alta intensidad y frecuencia en el desplazamiento por carretera por parte de los viajeros de negocio en España: Según resulta de los datos recogidos por el estudio, un 53% de los viajeros que se desplazan a reuniones y visitas de trabajo lo hacen mediante vehículo, diariamente, y un 15% entre dos y tres veces por semana, realizando una media de más de 2.350 km mensuales de trayecto, mayoritariamente interurbano y principalmente en autopistas o autovías.
  • El perfil del viajero de negocios en España: hombre, trabajador por cuenta ajena, sin acompañante y habitualmente conectado al móvil para poder trabajar: A tenor de los resultados obtenidos, el perfil del road warrior español corresponde mayoritariamente a un hombre (75%), que trabaja por cuenta ajena (65%) y se desplaza sin acompañante, realizando un promedio diario superior a los 105 km. 

El estudio pone de relieve igualmente que, entre los hábitos de los conductores, está el efectuar o atender llamadas telefónicas, ya sea de forma intensiva (17%), frecuente (38%) o esporádica, con el objeto de acometer de modo más eficiente sus responsabilidades profesionales. El vehículo y el período de desplazamiento se convierten así en una extensión del espacio y tiempo de trabajo.

  • El vehículo particular, transporte de cuatro de cada 10 viajes de negocios: El vehículo particular supone el 28% del total de la modalidad de medio de transporte utilizado, por delante del vehículo de empresa (17%) o el coche de alquiler (18%) y se sitúa muy por delante del taxi o coche con conductor y el transporte público (15% y 12% respectivamente).
  • Características de la flota utilizada: déficits de prestaciones y oportunidades de mejora en aras de una mayor seguridad. En cuanto a las características y el perfil medio del parque móvil utilizado, el informe identifica que, en una parte significativa de los casos, los vehículos no presentan las condiciones recomendables en términos de seguridad, en particular en función de la intensidad y el uso que le dan los viajeros de negocio. Esta situación se da de modo más acusado entre los road warriors que utilizan sus propios vehículos particulares: más de un 20% no cuenta con dispositivo de manos libres, un 18% carece de ABS, un 42% no dispone de GPS y casi el 80% circula sin sistema de alerta de embotellamiento y/o accidentes.
  • La seguridad, principal preocupación de los conductores: En consonancia con el uso intensivo del vehículo en desplazamientos de negocio, el riesgo de sufrir accidentes se sitúa en primera posición de las preocupaciones manifestadas por los road warriors (24%), por delante de los efectos colaterales inmediatos relacionados con las largas horas de conducción, esto es, el impacto en términos de acumulación de trabajo y la imposibilidad de atender adecuadamente, o en condiciones similares a las que tendrían en sus oficinas o despachos, las obligaciones profesionales (22%).

Consideraciones y áreas de mejora

Para Marcel Forns, director general de GEBTA: “El automóvil es el principal medio de transporte de los viajeros de negocio, a la vez que un instrumento fundamental para las empresas, que debe pasar de ser considerado una mera commodity a una herramienta eficiente y segura de trabajo para las compañías. La política de movilidad asociada a los desplazamientos por carretera de las empresas españolas exige una visión integral y una profunda revisión, que debe abordarse desde la triple perspectiva de la seguridad, la eficiencia-productividad, así como de coste para la empresa. En materia de seguridad, a la luz de los datos que arroja el estudio la principal recomendación que conviene destacar, para reducir la probabilidad de siniestros en ruta, debe ser la retirada de la circulación de aquellos vehículos cuyas prestaciones y características presentan mayor riesgo de siniestralidad y la revisión regular de las flotas”.  

Por su parte Marcos Grant, responsable de Flotas y Rent a Car de Volkswagen, considera que al tratarse de una herramienta fundamental de trabajo, elementos como la seguridad, la tecnología y la conectividad son determinantes en el vehículo de empresa. Grant afirma, precisamente, que una de las grandes fortalezas de Volkswagen para mantener una posición de liderazgo en el canal de Flotas corporativas es que “todos nuestros modelos equipan la última tecnología en materia de conectividad y asistencia al conductor, lo que garantiza la máxima seguridad al volante. A ello hay que sumar que contamos con una completa gama de modelos con los que estamos presentes en todos los segmentos”

“Nuestro principal objetivo es hacer la vida más fácil a nuestros clientes, y en el caso de los clientes de empresa adquiere una connotación especial, ya que para ellos el vehículo no es sólo un medio de transporte, sino que en muchas ocasiones se convierte en su oficina”, concluye. 

A la vista de los datos disponibles, Tobias Zisik, director comercial de Europcar en España, explica que los resultados de este estudio, con los altos porcentajes de utilización de coches particulares y de empresa, muestran que las políticas de viaje de las empresas no están aprovechando aún todas las posibilidades que ofrecen las nuevas opciones de movilidad, que se encaminan más al uso compartido que a la propiedad. “Un ejemplo es el carsharing, que se utiliza cada vez más en los desplazamientos interurbanos de ocio, pero solo es utilizado en apenas el 5% de las ocasiones cuando se viaja por negocios. El estudio abre también una vía de oportunidad para las opciones de alquiler de vehículos y el coche con conductor, que actualmente suponen la opción favorita de viaje para el 18% y 15% de los casos respectivamente”.

Descargar esta imagen PDF.

Comparte en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin