Leonardo apuesta por el sector corporativo en Barcelona abriendo su primer hotel Royal de España