Francia avanza hacia la prohibición de los vuelos domésticos