GM&E se hace con la cuenta de la RFEDI